Indisciplinas de “felinos” no caben en Tigres

Cuatro futbolistas han sido indisciplinados, eso sí nunca con el equipo de los Tigres. Tres ya tuvieron sanciones fuertes, uno se salvó por el buen momento que atraviesa

Tan solo cuatro meses han transcurrido desde que inició el torneo de Apertura 2017 de la Liga Bancomer MX y cuatro futbolistas que pertenecen a Tigres han sido castigados o señalados por indisciplinas, y no precisamente han estado con el club, pero si algo queda claro es que en Tigres no harían lo que en otros lugares si.

En diciembre de 2015, los derechos federativos de Luis Quiñones fueron adquiridos por los Tigres de la UANL, pero fue cedido a los Pumas, con quienes disputó un torneo de liga y Copa Libertadores. Después iría a Nuevo León en donde tendría un paso efímero.

En el draft previo del torneo de Apertura 2017, a manera de paquete Luis Quiñones, Julián, Quiñones, William Palacios y Luis Advíncula fueron cedidos a Lobos BUAP, equipo recién ascendido a la Primera División y que necesitaba futbolistas para encarar un torneo. Julián y Luis Quiñones fueron fundamentales en la alineación del equipo en las primeras jornadas. Ahí sus indisciplinas se hicieron evidentes.

Primero, Willian Palacios y Julián Quiñones tuvieron una discusión cuando estaban borrachos y el segundo tuvo una lesión en la mano. Un día después el club anunció que William fue separado del club por indisciplina, esto al tener en su contrato una cláusula que daba por finalizada la relación laboral cuando se infringiera el reglamento. Sumamos el primero.

 

El segundo fue Julián Quiñones, quien fue separado de Lobos de manera indefinida, el comunicado oficial dice que “no cumple con el perfil que exige la institución”. Lo que se comenta es que en realidad nunca le bajó a la fiesta. Junto con él llegó otro problema, resulta que su compatriota Luis Quiñones se recuperaba de una lesión, pero inesperadamente dejó de asistir a las rehabilitaciones, pues argumentaba que a él le pagaban por jugar y entrenar, no por ir a otro tipo de sesiones.

Finalmente Lobos, decidió que Luis sería dado de baja, mientras Julián al ser el goleador del equipo y uno de los que más ha festejado en la liga se quedaba. Si eres mal pensado dirás que ambos debieron ser dados de baja, pero uno pesa más por ser el hombre gol del club. Por el momento estos tres jugadores han sido indisciplinados, algunos con más suerte que otros.

Ahí no termina todo, hace unas semanas en la última fecha FIFA para definir a los clasificados de forma directa al Mundial de Rusia 2018, Enner Valencia acudió al llamado de la Selección de Ecuador, pero no solo fue a jugar, también a reencontrarse con algunos compañeros y a emborracharse durante una concentración previo al partido contra Argentina. Es cierto que Ecuador ya no se jugaba nada, pero se dejó una concentración para acudir a un bar a divertirse mientras lo demás dormían, como si fueran vacaciones.

Cuando Enner estaba de regreso en México estalló la bomba, la Federación Ecuatoriana de Futbol anunció que quedaba suspendido de cualquier llamado de la Selección Nacional por su indisciplina. Más tarde compartió una carta pidiendo perdón, porque igual ya nada se juega con su representativo.

De esta forma en cuatro meses, cuatro futbolistas han sido indisciplinados, eso sí nunca con el equipo de los Tigres. Tres ya tuvieron sanciones fuertes, uno se salvó por el buen momento que atraviesa, a ver qué sucede cuando termine el torneo, o ¿nos sorprenderán con otra problema antes de que termine la liga?.   

 

Publicidad