En Argentina otro hecho de violencia se hizo presente en el futbol. En la categoría juvenil Sub-18 el Sportivo Realicó y el Pico FBC se vieron las caras el pasado domingo. Al término del encuentro se presentó un percance entre gente del público y jugadores de un equipo. Los ánimos se calentaron y un aficionado alcanzó al futbolista argentino, Josué Miglia, y lo agredió al arrojarle agua hirviendo.

El aficionado aventó el agua caliente que traía un termo. Su intención era mojar a varios jugadores del Pico FBC, pero ésta solo le llegó al juvenil Miglia. Esto le provocó al jugador de 15 años quemaduras de primer y segundo grado en la cara, el cuello y la espalda.

Josué Miglia Quemado Aficionado Los Pleyers

Josué Miglia con las quemaduras en la espalda (Imagen: Infopico)

La directiva del Pico FBC realizaron la denuncia correspondiente y aclararon que la dirigencia y el club de Sportivo Realicó, nada tuvieron que ver con el enfrentameitno y la posterior agresión. El futbolista argentino fue asistido en la localidad de Realicó y posteriormente fue trasladado a un hospital para curarle las heridas.

Quemaduras Hospital Futbolista argentino Pleyers

(Imagen: Infopico)

Por su parte, el agresor fue identificado como Eduardo Villegas. Fue puesto a disposición de las autoridades y le fue realizada una audiencia por sus hechos en contra de Josué Miglia. De acuerdo con información con el medio, Maracódigital, la persona que arrojó el agua consiguió su libertad al pedirle perdón al futbolista argentino y a su familia. Pero no podrá acercarse al jugador, ni ingresar a otros espectáculos.

Pelean jugadores de la NBA en un elevador [Video]

24 horas después de lo ocurrido, Josué Miglia habló con el medio mencionado anteriormente. El jugador relató un poco como fueron los hechos y lamentó la violencia que actualmente persiste en el futbol.

“Fui a buscar a un compañero para acompañarlo al vestuario, y fue ahí cuando me tiraron el agua hirviendo y bueno, me tiré al suelo del ardor que tenía. Sentía que me arrancaban la piel y gritaba del ardor que tenía. Después me empezaron a tirar agua en el piso para que me calme y no se me pasaba”, dijo.

Aficionados de León y Monterrey arman batalla campal [Video]

Y aunque las quemaduras tardan su tiempo en sanar, el futbolista ya cuenta las horas para volver a entrenar junto a sus compañeros.