Conade no dejará participar a sus deportistas en reality show

El reality show Exatlón tiene problemas para conformar su segunda temporada, pues atletas de Conade no podrán participar.
(Imagen: Getty Images)

La Conade está para cuidar a sus deportistas de lesiones o alejarlos de cualquier distracción que afecte su rendimiento. Sin embargo, los propios atletas buscan que el público los conozca y también a sus disciplinas, situación que hace unos meses el programa Exatlón ayudó a potenciar, al punto de ahora querer tener una segunda temporada.

El programa televisivo combinó las cualidades físicas de personas ‘comunes’ y las de varios atletas de alto rendimiento, de quienes su imagen fue expuesta al público. Entre ellos estaban los gimnastas Daniel Corral y Ana Lago; la remera Kenia Lechuga; y el clavadista Rommel Pacheco, en lo que terminó siendo una gran combinación, misma que al parecer TV Azteca no podrá repetir.

Según el periódico Basta!, la televisora del Ajusco no podrá tener el “sí” de atletas, pues la Conade no lo autorizó, así lo hicieron saber representantes de los deportistas al creador del programa.

En algunos de los nombres que han salido a la luz como posibles participantes se encuentran los de Paola Espinosa y Yahel Castillo, ambos clavadistas, quienes declinaron la invitación por la respuesta de la institución gubernamental.

Sin embargo, la situación no solo quedó ahí, ya que la Conade, para asegurarse de que nadie haga caso omiso a su orden, al parecer aseguró que le quitará su beca a quien incumpla con lo dicho, algo que evidentemente ningún atleta busca y por lo que seguro deberán respetar la decisión.

Este permiso no concedido por parte de la institución ha hecho que el programa Exatlón tenga problemas para conformar al grupo de participantes que estará en su segunda temporada, por lo que probablemente ahora centre su atención en futbolistas y luchadores, como también lo hizo en su primera edición con Pikolín Palacios, Matías Vuoso o el Hijo de Octagón, por mencionar algunos, quienes están fuera de la jurisdicción de la Conade.

La medida parece drástica, pero hasta cierto punto es entendible, pues como se pudo ver en las transmisiones, los atletas sufren lesiones de consideración que pueden terminar mermando su rendimiento a futuro.

Publicidad