El Sector Amateur se ha convertido en un “guardadito” para la FMF

Después de algunos años el Sector Amateur de la Federación Mexicana de futbol se ha convertido en un "guardadito" de dinero que comienza a crecer.

El sector amateur de la Federación Mexicana de Futbol se encuentra en los más bajo del escalafón, si entras a la página de la FMF podrás ver el logo hasta el final de la página, a un costado de la Tercera División Profesional. El órgano que rige el balompié en nuestro país lo define como un esquema nacional para practica del deporte y la promoción de la salud a través del desarrollo de proyectos deportivos.

La realidad es que aquí se forman las futuras estrellas del futbol, aquí los equipos profesionales no meten mano. Las pequeñas escuelas arman sus equipos y se registran para participar en alguno de sus torneos, todos cooperan: los padres de familia, entrenadores y hasta buscan patrocinadores para poder costear su participación en los eventos. La competitividad impera en cada uno de los jugadores.

La definición de la FMF es clara: en el Sector Amateur solo se afilian los jugadores que practican futbol por diversión o competencia y sin percibir un sueldo. Para que esta categoría funcione se afiliaron las asociaciones de futbol de todos los estados y por el momento se cuenta con 230 mil futbolistas amateur.

Aunque dice no tener fin de lucro, la FMF ha tratado de explotar la división. Cuotas por afiliar equipos y hasta cuenta con un patrocinador para aligerar los gastos que pudiese ocasionar la realización de los eventos. Scotiabank es el patrocinador oficial que aparece en cada uno de los eventos del Sector Amateur, en donde niños tratan de dar lo mejor para conseguir el objetivo de ser futbolista profesional.

Entre los torneos más codiciados se encuentran los Campeonatos Nacionales y la Liga Nacional Juvenil en sus categorías: sub-13 y sub-15. Este último es también llamado “Cuarta División”, quizá por la cercanía con la Tercera División.

Aunque la Federación diga que es un sector en el que solo se busca practica del deporte y promoción de la salud, es cierto que la FMF se embolsa una buena cantidad de dinero por organizar los torneos.

Para participar en la Liga Nacional Juvenil Scotiabank deberá cumplir con una serie de pagos. Para empezar se debe pagar un afiliación de club de 11 mil 600 pesos por temporada, además de una fianza de 5 mil 800 pesos y 23 mil 200 pesos por inscripción. Hasta el momento se contabilizan 40 mil 600 pesos, pero no es todo, cada jugador debe pagar 355 pesos por afiliación (un equipo debe tener como mínimo 15 jugadores) y 2 mil 500 pesos por coordinación de club.

El premio en caso de ser campeón de zona es de 20 mil pesos y en caso de coronarse a nivel nacional es de 300 mil pesos.

En total, por temporada cada equipo debe invertir alrededor de 50 mil pesos, si contamos que existe un equipo por estado en las dos categorías, suma 3 millones con 300 mil pesos por año que ingresan a la FMF solo por uno de los eventos del Sector Amateur. Dicha cifra solo contabiliza dos equipos por estado (uno en cada categoría sub-13 y sub-15), pero en realidad existen más.

Además los clubes deben gastar en pagos de arbitraje, uniformes y lo que conlleva realizar un viaje a otra sede.

Después de algunos años el Sector Amateur de la Federación Mexicana de futbol se ha convertido en un “guardadito” de dinero que comienza a crecer.

 

Publicidad