El deporte estatal, una diferencia entre ricos y pobres

El deporte es, para unos estados, proyección a futuro que ayuda a eliminar el consumo de drogas y una mejor salud entre sus habitantes, mientras para otros resulta un impresionante gasto.

En la pasada Olimpiada Nacional 2016 el estado de Jalisco se consagró en el primer lugar del medallero con un total de 620 preseas, su más cercano perseguidor fue Nuevo León con 544 y en el tercer puesto se ubicó Baja California con 427. Las entidades mencionadas fungen como las principales potencias en el deporte nacional, pero ¿por qué son tan exitosas?. Con motivo del Día Internacional del Deporte, Los Pleyers se dieron la tarea de investigar y hacer un análisis de los institutos del deporte en el país.

En algunas entidades, el organismo que rige el deporte es un autónomo y en otras una comisión que forma parte de una Secretaría. El objetivo del texto es mencionar casos de éxito o de fracaso según el presupuesto otorgado al deporte en los estados con más y menos medallas obtenidas en la pasada Olimpiada Nacional 2016.

Dicho evento deportivo es conocido por ser el más importante del país, en donde participan atletas amateur de los 32 estados, más el Instituto Politécnico Nacional, Universidad Nacional Autónoma de México y el Instituto de Mexicanos en el Extranjero. El objetivo principal es detectar talento e integrar selecciones para que representen a nuestros país en los eventos internacionales.

Jalisco es un estado en crecimiento y según un estudio publicado en 2015 por México ¿cómo vamos?, revela que en cuestión económica, el estado se ubica en el lugar 6 de las entidades que han contribuido en el desarrollo económico de México. Datos obtenidos por los Pleyers dictan que en el 2016 Jalisco otorgó al Consejo Estatal para el Fomento Deportivo y el Apoyo a la Juventud (CODE) un presupuesto de 219 millones 233 mil 949 pesos que finalmente se reflejó en el primer lugar en el medallero de la Olimpiada. Además de ser sede de la Universiada Nacional y colarse entre el Top 10.

Por su parte, Nuevo León es el estado que más recurso aporta al deporte, para el 2016 el gobierno otorgó 404 millones 4 mil 585 pesos. Una cifra que le alcanzó para posicionar a la entidad en el segundo lugar del medallero. Además de ser potencia en el deporte universitario, aunque el actual director del Instituto del Deporte, Raúl González, aseguró que se trabajó bien a pesar de la reducción en el presupuesto otorgado en el 2016.

Con un presupuesto mucho menor, Baja California ocupó el tercer lugar del medallero con 437 preseas, apenas 107 menos que Nuevo León y con menos de la cuarta parte del recurso de los regios. Baja California invirtió en el 2016: 62 millones 684 mil 654 pesos. Los resultados se reflejaron y con un presupuesto menor a los 100 millones de pesos se convirtió en la tercera potencia en el deporte amateur juvenil. La preparación fue mejor y la administración del dinero dio resultados para el instituto que lidera Saúl Castro Verdugo.

En contraparte se encuentran entidades como Guerrero y Morelos, penúltimo y último lugar respectivamente del medallero de Olimpiada Nacional. El estado de Guerrero invirtió 17 millones 778 mil pesos. Una cantidad que se refleja con apenas 13 medallas: 3 de oro, 2 de plata y 8 de bronce. Pero Morelos es el estado que se ubicó en el último puesto, 13 en total que se reparten en: 1 de oro, 5 de plata y 7 bronce. El resultado de invertir 17 millones 106 mil pesos en su Instituto del Deporte. El recurso de ambos cabe alrededor de 22 veces en lo que Nuevo León invierte en el deporte.

El contraste es evidente, pero Baja California nos enseña que no se necesita invertir más de 100 millones de pesos para estar entre los tres primeros lugares. A ellos le basta poco más de 62 millones para consolidarse como una de las potencias en el deporte mexicano, mientras a estados como Guerrero y Morelos sufren las consecuencias de un bajo presupuesto. Nuevo León y Jalisco son los que más invierten, además de ser los estados con mejor infraestructura deportiva que ayuda al preparación de sus deportistas.

Sabemos que no toda la inversión del presupuesto de los estados al deporte va destinado a los atletas de Olimpiada Nacional. Sin embargo, si ponemos esas cantidades divididas entre las preseas que se consiguieron en la pasada edición, ¿cuánto le costó cada medalla a estas entidades?

Basta con asistir a algunos de los eventos nacionales deportivos para observar la preparación y todo el equipo con el que cuentan estados potencia en el deporte mexicano y del otro lado las precariedades con las que compiten estados con muy bajo presupuesto. El deporte es, para unos estados, proyección a futuro que ayuda a eliminar el consumo de drogas y una mejor salud entre sus habitantes, mientras para otros resulta un impresionante gasto.

 

Publicidad