Desastres naturales que afectaron eventos deportivos

Durante un entrenamiento de la “Jaiba Brava” de Tampico Madero, todo parecía ser normal, hasta una pertinaz lluvia que comenzó a tomar fuerza con el paso del tiempo. El entrenamiento...

Durante un entrenamiento de la “Jaiba Brava” de Tampico Madero, todo parecía ser normal, hasta una pertinaz lluvia que comenzó a tomar fuerza con el paso del tiempo. El entrenamiento comandado por Daniel “Travieso” Guzmán, comenzó a las 8:30 de la mañana con el tradicional “torito”. Aquella lluvia se convirtió en tormenta y 2 horas después el equipo tuvo que abandonar el campo que inundó ambas bancas y unos 30 cm del terreno de juego. Horas más tarde el Club manifestó que su partido se suspendía.

Pero este no ha sido el único evento suspendido por desastres naturales, en Estados Unidos se han sufrido la mayoría y el más recordado es el de la Serie Mundial de 1989 que disputaban los Gigantes de San Francisco y los Atléticos de Oakland. Antes de iniciar el tercer juego de la serie, un temblor de 6.9 en escala de Richter, interrumpió y suspendió el partido, pues causo serios daños en el Candlestick Park. La serie se reanudó 10 días después.

La NFL se vio afectada en el 2003, cuando los fuertes incendios al sur de California y al Norte de Baja California, México. Obligaron a San Diego Chargers a cambiar de sede, su casa por un corto tiempo fue Arizona, en donde pudieron disputar sus partidos pendientes ante  los Miami Dolphins.

El huracán “Katrina” afectó en 2005 el sur de los Estados Unidos, antes el desastre que provocó la naturaleza, algunos estadios fueron ocupados como albergues. El inmueble de los Saints en la NFL, sufrió daños y fue utilizado para alejar a la población de los desastres. El equipo se vio obligado a dejar su casa para jugar en San Antonio, Baton Rouge y Nueva York.

En México una de las más chuscas y recordadas fue en el Estadio Azteca, cuando la Selección Mexicana enfrentó en eliminatorias para Sudáfrica 2010, al combinado de El Salvador. Antes de iniciar el partido, unas abejas atacaron una de las porterías del estadio. El partido se suspendió por algunos minutos y después  se inició con algunas abejas en el equipo de televisión

La más reciente fue en el 2010, cuando una nevada destrozó el techo del Metrodome de Minnesota. El techo no aguantó las toneladas de nieve y se vino abajo, la casa de los Vikings en la NFL, tardó meses en ser reparada, ya que quedó expuesta a las condiciones climáticas.

Publicidad