Contrataciones de Tigres abandonados ante “bombas” del extranjero

El último experimento que salió bien fue la transferencia de Hugo Ayala y Jorge Torres Nilo. Los “rojinegros” de Atlas recibieron una jugosa cantidad de dinero por parte de Tigres...

El último experimento que salió bien fue la transferencia de Hugo Ayala y Jorge Torres Nilo. Los “rojinegros” de Atlas recibieron una jugosa cantidad de dinero por parte de Tigres en el 2010. Ese año marcó el regreso de Ricardo “Tuca” Ferreti a la dirección técnica de los “felinos”. Las cosas salieron bien y un año después el equipo fue campeón, Hugo fue congratulado como el mejor defensa central de la Liga MX, mientras Torres Nilo asistiría al Mundial de Sudáfrica 2010.

Ahí terminó la oportunidad para los jóvenes mexicanos que llegaban como refuerzos al equipo. Edgar Pacheco, comenzó a figurar en el equipo rojinegro, sus actuaciones lo llevaron a ser convocado con la selección, en donde anotó en par de ocasiones. Tigres se interesó y un año después adquirió sus servicios.

La contratación fue anunciada con “bombo y platillo”, sería suplente de la figura Lucas Lobos. Tuvo poca oportunidad y pidió ser prestado a León. No volvió a tener la misma regularidad y su necesidad por jugar lo llevaron a la Liga de Ascenso con FC Juárez. Ahora juega en la segunda división de Korea.

La lamentable situación económica por la que atravesaba Atlas, no dejaba que mantuvieran a sus promesas en el equipo, por lo cual eran vendidos al mejor postor. La próxima victima del “Tuca”, sería Hugo Isaac Rodríguez, quien llegó en 2012 para luchar por un lugar en la defensa custodiada por Hugo Ayala y Juninho. Tras participar únicamente en 8 partidos, salió a Pachuca, en donde consiguió la titularidad e incluso logró anotar.

La última venta expresa de los “rojinegros” antes de ser comprados por Grupo Salinas, fue la de Antonio  “Pollo” Briseño. Llego al equipo “regiomontano” en 2014 y se repitió la historia de sus compañeros, fue cedido a FC Juárez, en donde ha conseguido la titularidad.

Pero los grandes refuerzos que llegan han ocupado lugares de algunos jóvenes que están borrados, el caso más sonado es el de Jonathan Espericueta, quien sobresalió en selecciones menores, incluso probó suerte en Europa con Villareal B. Se une el portero Richard Sánchez, quien al no encontrar posibilidad juega en la Liga de Ascenso.

En la actual plantilla de los Tigres se encuentran registrados 13 jugadores no nacidos en México, por 17 mexicanos de los cuales 10 son canteranos, pero solo tres hechos por Tigres son los que usualmente juegan.

Publicidad