A cinco años del #YoSoy132: un partido de fútbol

En gran parte de la bibliografía sobre el #YoSoy132, sino es que en toda, hay cierto consenso en torno a la sorpresa que supuso su primera irrupción en la Universidad...

En gran parte de la bibliografía sobre el #YoSoy132, sino es que en toda, hay cierto consenso en torno a la sorpresa que supuso su primera irrupción en la Universidad Iberoamericana y su ulterior expansión a lo largo y ancho del país. No es raro que para poder explicar esta sorpresa, los autores salgan de la rigidez terminológica de sus disciplinas y entren al dominio de la metáfora: el #YoSoy132, según Roberto González Villareal, “es la historia de un relámpago”. Este enunciado busca capturar en una imágen lo que quebró el curso normal de las cosas, rebasó cualquier intento de explicación inmediata y rompió los pilares en que estaban fincadas las certezas electorales del 2012: un acontecimiento, diría Zizek.

A cinco años del #YoSoy132, algunos de sus viejos integrantes se reunieron con el objetivo de conmemorar  el inicio de esta movilización histórica. ¿Cómo? De la única forma en que se puede acariciar, aunque sea por un instante, el arrobamiento emocional de una protesta espontánea, es decir, un partido de fútbol. Las escuadras en disputa por la gloria (cada una con un perfil ideológico distinto que, a su vez, determinó dos parados estratégicos diferentes en el césped) fueron Críticos F.C y Cangrejxs.

Podríamos cerrar esta breve nota dando a conocer el resultado final del partido. Sin embargo, y esto es conocimiento de sentido común, todo cuanto gira en torno a saldos -bancarios, amorosos, políticos y futboleros- es siempre penoso. Para el caso que nos ocupa, lo último corre con el agravante de la confusión: ¿al preguntarnos sobre las cifras finales del marcador hablamos, al mismo tiempo, acerca del legado político del #YoSoy132?

El partido terminó 2-2 en tiempo regular, para luego inclinarse a favor de Cangrejxs en una cardiaca serie de penales. ¿El empate es una expresión metafórica de aquello que tanto han señalado los críticos del #YoSoy132, a saber: no haber alcanzado los fines que marcaron el horizonte de su acción política?, ¿La victoria en penales es el correlato futbolístico de la pugna intestina por la dirección del movimiento que, en el tiempo post-electoral, fue “tomada” por  un grupo?

Si bien todas las preguntas quedan abiertas, pues la pelota en la cancha y en la lucha sigue rodando, algo debe ser señalado: la simple organización del partido constituye un gol en la herencia del #YoSoy123, en tanto puede fungir como experiencia que prolongue la politización juvenil  iniciada en 2012.

Feliz aniversario al #YoSoy132

 

Fuentes
González, R. (2013), “El acontecimiento #YoSo132: crónicas de la multitud”, Terracota, México.
Pi, A. (2017), “Emociones y subjetivación política: un análisis relacional del movimiento #YoSoy132” (tesina de licenciatura), UNAM, México.
Publicidad