Lo que significa que los Chargers hayan perdido sus votaciones

Los Chargers de San Diego han recibido una de sus mayores derrotas fuera de la cancha. El martes 7 de octubre se anunció que la medida para financiar el nuevo...

Los Chargers de San Diego han recibido una de sus mayores derrotas fuera de la cancha. El martes 7 de octubre se anunció que la medida para financiar el nuevo estadio del equipo en su ciudad falló al momento de las votaciones y no recaudó lo necesario. Esto abre de nuevo la opción de llevar la franquicia a Los Angeles con los Rams.

De acuerdo con especialistas de The Washington Post, se esperaba que la Medida C no consiguiera los dos tercios de mayoría que necesitaba para ser aprobada, pero dado que las votaciones se quedaron inmensamente cortas para siquiera alcanzar una mayoría simple, la confianza de la liga parece haber desaparecido. Un informante anónimo pero cercano al equipo declaró:

“Tendrías que pensar que esto trae a L.A. de vuelta a la mesa. Ni siquiera estuvieron cerca. ¿Habrá un futuro para ellos en San Diego? Dean Spanos tiene que descubrir qué es lo que quiere hacer. Estoy seguro de que eso le tomara un poco de tiempo.”

Según información de USA Today, la medida fue apoyada por el 43% de los votantes, sin haber contado aún todas las boletas. De haberse llevado a cabo habría recaudado poco más de mil millones de dólares para la construcción de un estadio que se estima cuesta alrededor de mil millones 800 mil.

Al respecto, Dean Spanos, presidente de los Chargers de San Diego, lanzó la siguiente carta a los aficionados en el sitio web del equipo:

“En términos de qué sigue ahora para los Chargers, es demasiado pronto para dar alguna respuesta. Vamos a explorar  y evaluar diligentemente nuestras opciones, y a hacer lo necesario por mantener nuestras opciones, pero ninguna decisión será anunciada hasta que concluya la temporada de futbol y ninguna decisión será hecha en apuros”. 

Los Chargers tienen hasta el 15 de enero de 2017 para ejercer su opción de unirse a los Rams en Los Angeles. Los Rams se mudaron de St. Louis a L.A. esta temporada y actualmente están jugando el Coliseo Memorial de Loas Angeles, mientras terminan la construcción de su estado en Inglewood. De rechazar la oferta, los siguientes en la lista serían los Raiders de Oakland, aunque Mark Davis, el dueño de la franquicia, ya ha declarado que, de mover a su equipo de sede, Las Vegas es la ciudad en la mira.

Publicidad