Una futbolista tuvo que renunciar para que Atlas femenil tuviera mejores salarios

Mucho se habla de lo que sucede en la Liga MX Femenil, pues aunque comenzó con poca organización y precariedad, las mujeres han demostrado que se merecen mejores beneficios para...

Mucho se habla de lo que sucede en la Liga MX Femenil, pues aunque comenzó con poca organización y precariedad, las mujeres han demostrado que se merecen mejores beneficios para realizar su trabajo. Hay que recordar que las féminas no han tenido el mismo trato que los hombres, es cierto que la liga femenil apenas comienza, pero tras concluir el primer torneo hemos observador grandes historias e injusticias que terminan por manchar la organización.

En primer lugar se criticó los bajos salarios, pues la mayoría no percibe más de tres mil pesos al mes. Muchas jugadoras han truncado su carrera dentro del futbol debido al poco apoyo económico, es el caso de Alicia Cervantes, delantera que decidió dejar el equipo del Atlas tras no recibir un aumento de salario. La podrán tachar de revoltosa, pero confesó que con los $1,500 pesos mensuales que recibía no podía continuar con su carrera dentro del futbol profesional.

Alicia decidió abandonar el equipo y publicar una carta a través de su cuenta de Twitter, tras el hecho varias futbolistas manifestaron su apoyo y el tema indignó a varios sectores. La directiva del equipo Rojinegro se vio obligado a buscar a la jugadora para pedirle que regresara, incluso utilizaron a Rafael Márquez para que hablara con la delantera, pero no tuvieron éxito.

Tras dos meses del suceso la directiva del Atlas ha decidido aumentar de forma considerable los salarios a las futbolistas del equipo femenil. Aunque se maneja que fue algo que el club había prometido desde el año pasado, la verdad es que se vieron forzados por el caso de Alicia.

Se dice que el director de Fuerzas Básicas de los Rojinegros, Albert Espigares platicó con todas las integrantes del conjunto femenil desde el año pasado para informarles que recibirían un aumento de salario, no solo eso, también serían beneficiadas con asesoría de nutrición y asistencia psicológica. Algo que sin duda las entusiasmó, pero tardaron en cumplir.

Después de los aumentos se comunicaron con Cervantes para comunicarle que en caso de regresar tendría un mejor salario, aunque la futbolista pidió tiempo para pensarlo terminó comunicando a la directiva que no se incorporaría con el equipo debido a que no había hecho pretemporada ni trabajado con el resto de la plantilla.

Tuvo que existir una problemática para que el equipo decidiera aumentar y dar mayores beneficios a las mujeres, esto es en Atlas, pero seguramente otras futbolistas carecen de apoyo económico en otros clubes. Seamos honestos, la verdad es que las mujeres han brindado buen espectáculo y merecen beneficios, es cierto que la liga es nueva y aún no es redituables, pero comencemos siendo justos.

Publicidad