Atlanta representa un negocio redondo para el futbol mundial

Desde 2008, Atlanta intentó obtener una franquicia de futbol, intentos fallidos y falta de interés provocaron que la MLS no volteara a verlos, pero ¿cómo una de las áreas más...

Desde 2008, Atlanta intentó obtener una franquicia de futbol, intentos fallidos y falta de interés provocaron que la MLS no volteara a verlos, pero ¿cómo una de las áreas más grandes de los Estados Unidos no tendría futbol profesional?. Lo mismo se preguntaron los aficionados, la realidad es que Atlanta no tenía la infraestructura, algo que estaba dentro de los planes de la liga y de la Federación de los Estados Unidos. Realmente lo que la MLS pedía era la construcción de un estadio para otorgar una franquicia y una posible sede para el Mundial de futbol.

Años después, en el 2014, el dueño de los Falcons de la NFL, Arthur Blank, anunció que las negociaciones se habían cerrado y Atlanta tendría equipo en la MLS. El club comenzaría a participar en el 2017 y desde 2015 se delineó todo. Al existir relación con el equipo de americano, los aficionados se sumaron y comenzaron a participar. Primero con la elección del nombre, la directiva lanzó una convocatoria para elegir el mote del equipo y con la exitosa participación de 21 mil votos, los habitantes eligieron: Atlanta United FC.

Después el escudo del equipo se diseñó haciendo alusión a la ciudad, todo se relaciona, la gente participó y se creó afición. La primera idea del equipo es formar figuras y no adquirirlas, con esa ideología comenzaron a armar su plantilla que por ahora está comandada por el entrenador más talentoso y de renombre de la Major League Soccer, Gerardo “Tata” Martino.

Su club tiene a jugadores de experiencia y jóvenes con talento que han hecho de Atlanta el equipo que más ataca y hasta el momento son el conjunto con la mejor efectividad frente a la portería. El proyecto es tan ambicioso que supo crear en poco más de dos años aficionados para un equipo que aún no participaba en la liga. El negocio es lo importante y queda claro que la directiva supo complacer a un sector de mercado que no tenía futbol.

Los 55 mil 297 aficionados que se hicieron presentes en su primer partido no son casualidad, son parte de un proyecto eficaz. Eso ofreció la MLS a los empresarios cuando decidieron ampliar la liga a Atlanta. En primer lugar es una de la ciudades más grandes de aquél país, lo que significa un mercado importante para el futbol, un deporte que comienza a tomar fuerza en los Estados Unidos. Por ahora se construye lo que será la nueva casa de los Falcons y Atlanta FC, el Mercedes Benz que abrirá sus puertas en septiembre próximo, un estadio que se dice será el más moderno. Esto significa que Atlanta es una de la sedes para albergar el Mundial que pretende organizar EEUU en 2026.

La ampliación a Atlanta conlleva un gran paquete, crear un equipo de futbol en una de la ciudades más grandes para formar un mercado específico al balompié. Algo que ayudará a las finanzas del club, de la liga y sobretodo de un Mundial. La ciudad pretende convertirse en uno de los nichos más importantes de los amantes a la pelota de gajos.

Los puntos claves para crear afición fueron la hermandad con equipo de futbol americano, la construcción de un nuevo estadio, la participación de los habitantes en la creación del club y la noticia del albergar el evento más importante del futbol a nivel mundial: un negocio redondo para Atlanta y la MLS.

 

Publicidad