Así se descifró al complicado Atlético de Madrid

El Atlético fue superado, el Cholo observaba la caída de su equipo con las manos en la bolsa, sin esperanzas y sin tácticas.

Antes de que iniciara el partido de ida ante el Real Madrid, el Atlético era capaz de desgastar a sus rivales y terminar por asfixiarlos, pero los merengues descifraron el modelo de juego y los evidenciaron. Hoy Diego Simeone fue superado tácticamente y hombre por hombre. Aquí encontramos los detalles del estilo de juego del Atlético que fueron descifrados.

El hombre más importante en su esquema es el francés Griezmann, un hombre que juega en cualquier parte del terreno, justo como lo describe el Cholo.

“Griezmann es un jugador fabuloso. La jugada del penalti resume lo que es como futbolista. No sabes en qué posición juega. ¡Está en todos lados! Trabaja como centrocampista, asiste como mediapunta, define como nueve. Sigue creciendo. Él sabe que el final de temporada es un momento importante para él y lo está asumiendo con la jerarquía que tiene”. Comentó a El País, Diego Simeone después del partido de ida en contra del Leicester en los cuartos de final de la Champions League.

Desde su llegada a la dirección técnica del Atlético de Madrid en 2011, el “Cholo” Simeone ha impuesto una forma de juego que podríamos definir como “atacar defendiendo”. Una defensa sólida que es capaz de comenzar con un ataque de hombres rápidos y delanteros letales. Esa ha sido la clave del equipo, tener delanteros que sean capaces de jugar en distintas partes del campo, estar en todos lados, justo como el Cholo define el juego de Griezmann.

El técnico argentino ha tenido delanteros envidiables: Radamel Falcao, Diego Costa y Antoine Griezmann, además de ofensivos complementarios o prospectos que han cambiado a lo largo de su gestión.

A Simeone le gusta tener un plantel basto, un equipo que funcione al parejo y cada sustituto sea capaz de ofrecer alternativas de juego. Cada temporada el Atlético de Madrid refuerza partes estratégicas y si no funcionas te vas. Tan solo hay que revisar el plantel que tenía el equipo cuando el Cholo llegó: de los 27 jugadores que estaban en la temporada 2011-2012, solo quedan 7 y se han convertido en columna vertebral de su esquema.

Diego Godín, Filipe Luis, Tiago Mendes, Koke Resurrección, Saúl Ñiguez, Gabi Fernández y Juanfran Torres. Ellos son piezas fundamentales a lo largo del mandato de Diego Simeone. Ahora, ¿cómo juega el Atlético de Madrid?

Ha su llegada el sistema táctico se caracterizó por utilizar el 4-1-4-1, una defensa sólida con recuperación y a la hora de atacar se suman los mediocampistas. Pero también suele modificar su estrategia y en otros partidos utiliza 4-4-1-1, la diferencia es que el último coloca un jugador detrás del delantero o en su caso un recuperador en el medio campo.

La diferencia la hace lo aguerrido que es el equipo, no dejan de correr. La clave es que el Atlético suele ceder la iniciativa al equipo rival. Todo con el objetivo de recuperar el balón y utilizar los espacios que deja el rival y con velocidad contragolpear, de esta forma se tiene mayor probabilidad de anotar. Pero hoy frente al Real Madrid le salió caro, salvo el primer gol aéreo, los demás evidenciaron que los espacios y la velocidad la tuvo el rival. Una cucharada de su propio chocolate.

Los jugadores plurifuncionales no funcionaron, aquellos que pueden ocupar distintas posiciones y tienen la habilidad para driblar, defender, correr y disparar según lo que se ofrezca, estos no aparecieron.

Al perder el balón, los jugadores que atacan hacen presión con el objetivo de dar tiempo a que la parte baja se acomode y comience la persecución por el balón. Diego Simeone es capaz de cambiar con su parado táctico si ahora quiere atacar, pone más hombres arriba para que el portero o defensa rival despeje largo y divida el balón. El Atlético fue superado, el Cholo observaba la caída de su equipo con las manos en la bolsa, sin esperanzas y sin tácticas.

Lo complicado del Atlético fue descifrado, las distintas formas de juego según las necesidades, además de las alternativas que ofrecen a balón parado o atacando. Una gran variedad de jugadas difíciles de ser estudiadas por el rival, pero ahora el Atlético será el que tendrá que ser el que estudie a los merengues esperando un milagro en el partido de vuelta.

Publicidad