Link copiado al portapapeles
#Futbol

¿La Serie A es una de las ligas más racistas del mundo?


“Pinche chango, regrésate a tu país bananero”. Christian Benitez murió meses después de aquel insulto. Por supuesto que la ofensa nada tuvo que ver con la muerte del jugador ecuatoriano pero hizo prometer, a aquel aficionado que la profirió, que jamás ofendería a otro futbolista.

La discriminación en el deporte se da en todo momento y en cualquier escenario. Pero afortunada o desafortunadamente en México estamos en pañales. El “Ehhhhh Putooooooooo” es un problema que se tendría que haber resuelto hace mucho.

En el futbol mexicano podemos contar con los dedos los actos racistas dentro de las canchas. Sin embargo, en Europa hay clubes que crecen con esa vena y son marcados por las circunstancias políticas y sociales que vivieron.

Lazio, un club marcado por el racismo

Hace unos días, los stickers de Ana Frank con la playera de la Roma indignaron a todo el mundo. Los insultos antisemitas en el futbol Italiano se han vuelto un problema tan grave que han preocupado, incluso, a Sergio Matasella, presidente de Italia.

La historia fascista de la Lazio data de 1929, el día que Benito Mussolini se hizo socio del club: “Verdugo el que abandoné la lucha”, así inició todo.

Después de la investigación que se realizó en Roma para encontrar a los involucrados en la pega de estampas se descubrió que había dos menores de edad implicados.  ¿Niños de 12 años que replican ese tipo de actos para formar parte de algo?

En 2005, Paolo Di Canio, delantero de la Lazio hizo un saludo fascista a los tifosi biancocelesti. Di Canio siempre se declaró fascista, más no racista. Fue multado y sancionado solo algunos juegos. Los niños que pegaron las estampas crecieron viendo a jugadores como Paolo.

A pesar de que la simbología fascista está prohibida por la ley en Italia, los ultras de la Lazio tienen apertura de las autoridades para mostrar banderas con esvásticas y frases que hacen alusión a Mussolini. Incluso tienen un lugar exclusivo en el estadio, cuando deberían estar fichados para no poder entrar.

“Auschwitz es su patria; los hornos, sus casas” y “Equipo de negros, grada de hebreos” son solo algunas sentencias que han aparecido en las gradas del Estadio Olímpico de Roma.

Por ahora, Carlo Lotito, presidente de la Lazio, ha implementado una serie de actos para erradicar el antisemitismo de los aficionados a su club. Leer fragmentos del Diario de Ana Frank; que los jugadores porten durante el entrenamiento playeras con la cara de Ana y la leyenda “no al antisemitismo”; llevar coronas de flores a la Sinagoga de Roma y cerrar las rampas donde se colocan en cada partido los ultras. Acciones que no han solucionado el problema que arde en las gradas.

La Lazio no es el único equipo con estas conductas en Italia. Cagliari, Napoli y la misma Roma se han visto envueltos en este tipo de hechos. ¿La Serie A será la liga con más conductas de este tipo en el mundo?

Se ha descuidado lo que pasa dentro de los estadios, donde se supone que la gente va a divertirse. No es extraño que clubes como la Lazio generen simpatizantes alrededor del mundo por las conductas de sus hinchas. En México se adoptó la figura sudamericana de los barra brava, porras que discuten y pelean por los colores de sus equipos. Los directivos deben voltear a ver lo que pasa en los estadios europeos para adelantarse a los actos racistas que son el pan de cada de día en el Viejo Continente. Evitemos que se vuelvan una tendencia.

El antisemitismo encontró una válvula en las gradas de los estadios y es posible que quienes lo proclaman tal vez no lo entiendan.

Link copiado al portapapeles

Otto Zuloaga

Veterinario frustrado; periodista por diversión y entusiasta del futbol argentino. @otto_zuloaga