Si juntáramos todos los partidos en los que se han enfrentado las Chivas del Guadalajara y las Águilas del América tendríamos más de dos centenares, sin embargo como aficionados solo recordamos algunos pocos pasajes de esta rivalidad creada por la mercadotecnia y que, si bien es la más grande del país en afición, no es la más pasional de México.

Ambas aficiones reconocen que existe un odio deportivo entre ellas, sin embargo para gran parte del país este es un partido “meh” (léase tono millennial).

LEE MÁS: Algunas estadísticas dicen que Chivas no es el peor del torneo.

Hoy se enfrentan los dos equipos con mayor popularidad en nuestro país según la encuesta más reciente de Mitofsky. El Guadalajara despierta el interés más alto en el público mexicano con el 21.7%, mientras que los escolta el América con el 20.9%, al mismo ambos conjuntos son los más odiados de nuestro balompié teniendo a los azulcremas como protagonistas reuniendo 37.4%, mientras que el Rebaño tiene el 19.2%.

Curioso es el caso que con las dos aficiones más grandes del país, ambos equipos no figuran como los que más gente lleven a sus estadios en el presente torneo. Las Águilas han reunido a 81,441 personas en cuatro partidos como local, mientras que los rojiblancos suman 128,246, solo superadas por los equipos regios. Los equipos que en sus primeros cuatro partidos en casa llevaron más personas que el América a sus estadios son Monterrey (170,703), Tigres (165,327), Pumas (127,640), Atlas (122,393), Querétaro (108,935), Xolos (106,732), Pachuca (90,945), Toluca (89,765) y Santos (82,580).

Y es que tradicionalmente Chivas y América supieron vender bien su rivalidad y desde los años sesentas se convirtieron en equipos antagónicos. El pobre contra el rico. El “extranjero” contra el mexicano. El chilango contra la provincia.

Pero al mismo tiempo es curioso escuchar a aficionados del América decir que el partido que les interesa ganar en el torneo no es contra el  Guadalajara, si no contra los Pumas de la UNAM, al mismo tiempo escuchar a las Chivas decir que prefieren vencer al Atlas que a las Águilas.

Este Clásico Nacional es un clásico por compromiso, que si bien es importante vencer al rival para tenerlo de “hijo” seis meses, no representa un nivel pasional como lo hacen los partidos que disputan un territorio, ciudad o estado.

Si bien la rivalidad de América y Pumas es intensa en la capital del país y la del Rebaño con el Atlas lo es en la perla tapatía, el clásico regiomontano aprendió a ubicarse en el gusto de la afición por las finales que han disputado ambos equipos en los últimos años y el protagonismo alcanzado en la liga.

Las inversiones de Tigres y Rayados han hecho que no solo México, si no el Mundo voltee a ver a los equipos de la Sultana del Norte y, fuera de la afición a los azulcremas y rojiblancos, se posicione como un partido de mucha preferencia para la afición.

Este es un debate que nos puede dar años de discursos, puntos de vista y métricas efímeras. ¿Cuál es el mejor clásico? quizá nunca lo sabremos.

Lo importante es recalcar que enfrente tenemos una rivalidad histórica que se ha apagado con el correr de los años y que sobrevive de la cantidad de títulos de ambos equipos, misma carrera que van disminuyendo su ventaja con equipos como Toluca, Pumas, Pachuca y hasta el mismo Tigres.

¿Porque los americanistas prefieren ganarle a los Pumas y los chivas al Atlas? es sencillo, porque tienen al rival junto a ellos y es más fácil hacerles burla.

Hoy azulcremas y rebaño se enfrentan a las 21:00 horas en el Estadio Akron, y el partido podrá ser visto a través de TDN y la plataforma de Blim.

Si América le gana a las Chivas este sábado la “carrilla” durará una semana, mientras que si lo hace frente a pumas durará como mínimo un semestre. Aunque creamos que el universo del futbol mexicano gira en torno del América y las Chivas, la verdad es que lo hace al rededor de muchos satélites que solamente de reojo ven este partido.