Albinegros de Orizaba: la historia no les ha hecho justicia

El club Albinegros de Orizaba no ha tenido una vida sencilla, pero después de más de 100 años continúa peleando por un reconocimiento histórico, un título que hasta la fecha...

El club Albinegros de Orizaba no ha tenido una vida sencilla, pero después de más de 100 años continúa peleando por un reconocimiento histórico, un título que hasta la fecha no ha ganado y al parecer no conseguirá, gracias a Pachuca.

De acuerdo a la historia, el club veracruzano vio la luz a finales del siglo XIX, en 1898 para ser exactos, y su nombre era el Orizaba Athletic Club. Sin embargo, la creación de esa organización se dio principalmente para jugar criquet, el deporte preferido de la comunidad inglesa que radicaba en la ciudad, por lo que no fue hasta 1901 que se confirmó como un equipo destinado al futbol.

Por su parte, tras la revisión de periódicos de la época, al club Pachuca se le reconoce haber jugado, nacido y enfrentado su primer encuentro en 1892, de acuerdo al rotativo mexicano Two Republics (aunque sus textos estaban en inglés). Es decir, tiene 124 años de vida, muy “lejos” de los 119 que tienen los de Orizaba y por lo cual se le confirmó en 2014 como la “Cuna del Futbol Mexicano”. Eso sí, todo de acuerdo al congreso local del estado.

Sin embargo, dentro de esta historia por ser considerado el precursor más longevo del balompié azteca, los Albinegros tienen el honor de ser reconocidos como los primeros campeones de un título en el futbol del país, gracias al que obtuvieron en la Liga Mexicana de Football Amateur Association, en 1902, cuando dejaron atrás al Reforma Athletic Club, México Cricket Club, British Club y al mencionado Pachuca Athletic Club.

En ese torneo se consagraría una de sus máximas figuras, el inglés John Hogg, quien logró marcar cinco goles para que, hasta el día de hoy, siga siendo reconocido como uno de los referentes del conjunto albinegro. Aunque ese hecho también deja al descubierto la poca trascendencia que ha tenido el club, más allá de ser de los primeros en conformarse en el futbol mexicano.

En realidad, tras el campeonato obtenido en la liga amateur, los de Orizaba tienen poco que presumir, pues a excepción de las temporadas que estuvieron en el máximo circuito, (1943-1949) donde su mejor posición la consiguieron en la 47-48 con un decoroso quinto lugar, la mayoría de su historia se ha forjado en divisiones inferiores y únicamente han conseguido el título de la tercera división en 1971-1972.

Inclusive, los Albinegros también han pasado por cambios de nombre, pues por muchos años se les conoció como Atlético Deportivo Orizabeño (ADO) y llegaron a desaparecer un par de ocasiones.

Hoy en día, la franquicia veracruzana está perdida en la mitad de la tabla dentro de la segunda división de México y su estadio sigue siendo el mítico Socum, con capacidad para siete mil espectadores, donde Rodrigo Julián Holgado se ha convertido en la nueva figura, pues en lo que va del torneo ha anotado cinco goles y disputado todos los minutos.

Cada quince días la afición asiste al Socum para ver a su equipo, ese que busca regresar al Ascenso MX y, quizá a la primera división, la que no han pisado desde el ya lejano 1949.

Publicidad