Beenhakker, la mano que profesionalizó a Trinidad y Tobago

“Entrenar al Real Madrid y a Trinidad y Tobago es lo mismo” Por ahora comenzaron con dos derrotas, pero la filosofía sigue latente, las sorpresas en el futbol suceden y...

“Entrenar al Real Madrid y a Trinidad y Tobago es lo mismo”

Por ahora comenzaron con dos derrotas, pero la filosofía sigue latente, las sorpresas en el futbol suceden y en Puerto Príncipe esperan dar una.

Dos derrotas en la fecha FIFA indican el inicio de Trinidad y Tobago en el Hexagonal final de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf) para Rusia 2018. Lejos quedaron las anécdotas del 2005, cuando el experimentado entrenador Leo Beenhakker tomó la batuta del seleccionado y los llevó hasta el Mundial de Alemania 2006.   

El estratega holandés llegó a Trinidad como director deportivo, pero tomó a los “Soca Warriors” después de dos derrotas y un empate de Bertille St. Claire,en el inicio del hexagonal para Alemania 2006. Sorpresivamente una victoria en la última jornada contra México le dio el pase para el repechaje. Bahrein era el escalón que faltaba para que la bandera de la isla caribeña ondeara en la inauguración de la justa en el Allianz Arena.

Leo puso a Trinidad y Tobago en el mapa futbolístico, incluso antes de iniciar el Mundial declaró: “Entrenar al Real Madrid y a Trinidad y Tobago es lo mismo”. Con esas palabras puso a soñar al millón y trescientos mil habitantes que tiene el país.

La selección quedó ubicada en el grupo “B” y debutó contra Suecia, después de ese partido la prensa habló de ellos, el empate a cero retumbó en la jornada 1 de la Copa del Mundo. Puso a sufrir a Inglaterra en su segundo partido, pero terminó perdiendo el encuentro y lo mismo sucedió contra Paraguay.

La filosofía que el entrenador dejó en la isla es un aliento para los jugadores : “Me preparo muy bien. Y después jugamos once contra once. ¿Sabe cuántas veces hay sorpresas en el mundo del futbol? Mil veces sucede que un país pequeño gana a uno grande, que un equipo de quinta división gana a uno grande en un partido de Copa o algo así. Esto es exactamente la grandeza del futbol”. Beenhakker.

El delantero Carlos Edwards mencionó que Leo progresó la forma de jugar, el legado no solo se quedó, también se instauró en la TT Pro League, donde el futbol se juega a su estilo holandés.  “Para mí, lo tenía todo como técnico. Jugar a sus órdenes fue un privilegio. Él marcó la diferencia por completo”, declaró el jugador en entrevista para el portal de FIFA.com”

Por: Jair Toledo

Publicidad